Trámites paso a paso para heredar un negocio

La herencia es un proceso jurídico en el que intervienen muchos factores y debe realizarse siempre acorde a la legislación vigente. Para el reparto de una herencia, ya sea de un negocio o de cualquier otra índole, se deben efectuar los actos de aceptación, o rechazo, y de reparto, que, aunque parezcan similares son bien distintos. ¿Cuáles son los trámites para heredar un negocio?

trámites para heredar un negocio familiar

Los trámites que se generan en el reparto de la herencia de un negocio en PYMES pueden resultar un proceso complejo y dilatado en el tiempo, sobre todo si no existe conformidad o acuerdo entre quienes heredan la empresa familiar.

Por ley, el cónyuge y descendientes directos, o a falta de estos los ascendientes, son quienes percibirán la parte correspondiente del negocio. 

En la mayoría de las veces se trata del activo principal de la herencia, y este proceso de reparto conlleva engorrosos pasos, máxime si hay más de un heredero. 

Si se da un único heredero el negocio del padre, o el de sus ascendientes, pasa al hijo/a quien lo gestionará con pleno poder, después de pagar los impuestos legales que correspondan.

Qué hacer para no generar problemas en el reparto al heredar un negocio

Las mayores dificultades para el reparto de un negocio familiar se generan cuando existen varios herederos, ya que por tradición es el hijo/a mayor quien pasa a ostentar el cargo de administrador, aunque actualmente no hay ninguna ley que ampare que el puesto de dirección del fallecido sea transmisible por herencia.

Para un empresario lo más recomendable a la hora de crear y mantener su empresa es establecer el llamado protocolo familiar, como instrumento válido cuyo objetivo es regular la organización empresarial y las relaciones familiares, para garantizar la continuidad en el tiempo de la empresa después de su fallecimiento. 

Este documento es un acuerdo voluntario entre miembros e integrantes familiares que desempeñan su actividad dentro del negocio como asalariados.

Es conveniente fijar un plan de sucesión, como método para establecer el modo en que va a producirse la sustitución, con el fin de no perjudicar a la empresa. 

Ambos documentos se establecerán en el momento de fijar la empresa y decidir la forma legal de la misma.

Con la escritura de un testamento en el que se reflejará la forma de reparto, mediante acciones o participaciones con porcentaje en el negocio, bien sea su decisión de dejar su empresa a todos sus herederos a partes iguales, entregar el negocio a varios o solamente a un heredero. 

No obstante, para las dos últimas elecciones hay que tener en cuenta la legítima para los herederos forzosos. También, es importante conocer el valor más aproximado de la futura herencia. 

Pasos para heredar la empresa familiar

Después de pedir los certificados de rigor (certificado de defunción, últimas voluntades para conocer la existencia o no de testamento y el certificado de contratos de seguros para conocer si el fallecido tuviera algún tipo de seguro contratado que cubriese su defunción) se pide una copia del testamento para conocer los herederos designados para el negocio, su participación o el cargo que desempeñarán en la empresa familiar.

Para heredar un negocio se presentará un inventario con todos los bienes del difunto, incluidos los gananciales en los casos que exista este régimen entre el cónyuge o socio y el fallecido. Esto constituirá el caudal hereditario que es la propia transmisión de la herencia

Conocida la voluntad del difunto se procederá a la aceptación, o rechazo de la herencia. Esto se puede realizar a beneficio de inventario, asegurándose los herederos que las deudas del testador no sobrepasan el valor de la herencia, aunque esto no es frecuente en caso de herencia de un negocio familiar, ya que se conoce de antemano la marcha del negocio familiar.

El notario elaborará un cuaderno particional en el que conste la parte de negocio que recibe cada heredero, teniendo en cuenta los bienes gananciales o si el fallecido donó bienes en vida a algún heredero.

Por último, se procederá al pago de Impuestos de Sucesiones para poder acudir al Registro de la Propiedad y al Registro Mercantil y poner el negocio a nombre de quien lo hereda.

Beneficios fiscales para heredar un negocio familiar

Los herederos de un negocio familiar podrán obtener una bonificación en el Impuesto de Sucesiones de entre 95% y el 99% una vez ejecutados todos los trámites y obligaciones sucesorias. Este beneficio fiscal está regulado de forma diferente en cada Comunidad Autónoma, y solamente podrán acogerse si los herederos solicitantes son cónyuge, hijos biológicos o adoptados del fallecido.

La ley establece un plazo máximo de entre 5 y 10 años para que los herederos se hagan cargo de la empresa y no podrán deshacerse del negocio heredado, en caso de disputas y desacuerdos entre los herederos.

Heredar un negocio: apóyate en tu gestoría en Valladolid

Como hemos visto, heredar un negocio puede suponer complicaciones jurídicas. Por ello, os recomendamos contar con el asesoramiento y apoyo de una gestoría para empresas con experiencia en las gestiones que implica heredar un negocio familiar. Consúltanos sin compromiso. 

Entradas recientes

Categorías

¿ Necesita una gestoría en Valladolid ? CONSÚLTENOS AHORA

Siempre damos presupuesto cerrado de nuestros honorarios.

Subir